De este mes, me quedo con… Diciembre

Elísabet Benavent

Elísabet Benavent

De este mes, me quedo con… Diciembre

Nos pasamos la vida descubriendo pequeños tesoros. Unas veces, éstos se materializan en una foto olvidada al fondo de un cajón, algo personal e intransferible. En otras, sin embargo, hacemos hallazgos que pueden cambiarnos el día, la semana, el mes y hasta la vida… y que somos más felices si son compartidos. Hace un par de días, una de mis mejores amigas me escribió un mensaje para decirme que había pasado el día en un pequeño local mágico donde se hacía maridaje de vinos: “Tenemos que ir juntas”, le respondí, aunque sé que tardaremos en hacerlo porque… cosas de la vida, está en una pequeña isla griega que no me pilla muy a mano.

Llevaba tiempo con idea de incorporar al blog una sección fija mensual con un poquito de mí y este mensaje dio el pistoletazo de salida para hacerlo realidad. Para compartir pequeños descubrimientos, tesoros y detalles. Para recomendar cosas que me encantan. Para compartir un poquito más de mi mundo.

Aquí la primera entrega: este mes de diciembre, el último de 2017, me quedo con…

[vcex_divider_dots align=”center” count=”6″ margin_top=”50″ margin_bottom=”50″ color=”#e5e5e5″][vcex_feature_box style=”left-image-right-content” heading=”Un rincón del mundo: San Francisco” heading_weight=”bold” img_size=”blog_entry” image=”2936″ heading_color=”#00ac9e” heading_size=”18″]

Aunque la vuelta a casa fue bastante accidentada (gracias British Airways por dejarme tirada en Londres tres días sin maletas), la escapada con un puñadito de amigos al oeste de EE.UU, fue genial. De este viaje me quedo, sin duda, con haber redescubierto mi amor por San Francisco. Una ciudad donde soñé mucho, en la que me enamoré en cada esquina y donde, sin duda, disfruté como una niña. Mi recomendación: perdeos por las calles de Castro, bajo banderitas arcoíris, paseadlo y fotografiadlo (hasta con el móvil sale guapísima la ciudad) y parad a comer en Orphan Andy’s, donde las raciones son copiosas, los dueños un encanto y las patatas se sirven por millares. Para bajar sus increíbles sándwiches, nada mejor que un paseíto hasta Alamo Square donde podréis pedir un café (carillo, no os voy a mentir) en un “coffee track” y sentaros a mirar a las coquetas Painted Ladies. Quizá hasta pilléis a Gabriel saliendo de casa…

[/vcex_feature_box][vcex_divider_dots align=”center” count=”6″ margin_top=”50″ margin_bottom=”50″ color=”#e5e5e5″][vcex_feature_box heading=”Una canción: Corazón – Maluma” heading_weight=”bold” video=”https://www.youtube.com/watch?v=GmHrjFIWl6U” heading_color=”#00ac9e” heading_size=”18″]

¿Sabíais que un reciente estudio ha demostrado que los villancicos son perjudiciales para la salud? Si eres de las mías y después de dar una vuelta por un centro comercial este mes quieres matar, no te preocupes, no se te soltó ningún tornillo: es que no son lo indicado para mejorar el humor.

¿Y qué hacemos para llevarle la contraria a la época? Quizá el heavy sea lo indicado por contraposición de melodías, pero yo te voy a recomendar un ritmo que, de pegadizo, hará que olvides a los malditos peces que beben en el río: lo último de Maluma: Corazón. Si te encanta el ritmo latino, choca. Si lo odias… dale una oportunidad, al menos para dar esquinazo al pegadizo estribillo del villancico de turno.

Del estilismo del videoclip… mejor no hablemos.

[/vcex_feature_box][vcex_divider_dots align=”center” count=”6″ margin_top=”50″ margin_bottom=”50″ color=”#e5e5e5″][vcex_feature_box style=”left-image-right-content” heading=”Un producto milagroso: Mascarilla Capture Total Dreamskin 1 minuto de DIOR” heading_weight=”bold” equal_heights=”true” img_size=”blog_entry” image=”2929″ heading_color=”#00ac9e”]

Lo admito… no tenía mucha fe en que los resultados que promete se cumplieran, pero me la recomendó una persona que ya la había probado y en cuyo criterio confío fuertemente. Así que cuando pasé por Sephora, me hice con ella. No es barata (unos 70 euros, aprox, el envase de 75 ml), pero la compré en abril y aún me dura. Además de que me ha salvado el careto en mañanitas tristes. Lo único que necesitas es un minuto después de la ducha y antes de hidratarte y/o maquillarte. Repartes el equivalente en producto al tamaño de una avellana por el rostro y masajeas con la yema de los dedos hasta que se convierta en una fina capa blanquecina. Esperas 60 segundos y te enjuagas con agua (mi recomendación: que esté fría). El resultado es una piel más lisa, aterciopelada, luminosa e igualada. Esa es, al menos, mi experiencia. Y no, no es para nada una recomendación “patrocinada”. Nada de este post lo es.

[vcex_button url=”https://www.dior.com/beauty/es_es/perfumes-y-belleza/tratamiento/las-colecciones/capture-totale/pr-capturetotale-y0290440-dreamskin-1-minute-mask.html” title=”Mascarilla Dior” style=”plain” align=”left” color=”grey” size=”small” target=”self” rel=”none”]Mascarilla 1 minuto[/vcex_button][/vcex_feature_box][vcex_divider_dots align=”center” count=”6″ margin_top=”50″ margin_bottom=”50″ color=”#e5e5e5″][vcex_feature_box heading=”Un complemento: los (GRANDES) pendientes” heading_weight=”bold” img_size=”blog_entry” image=”2930″ heading_color=”#00ac9e”]

Da igual si arregladísima (chapa y pintura nivel: “ven y ayúdame a ponerme la capa de barniz”) o en vaqueros y camiseta blanca lisa y básica: unos pendientazos enormes a veces hacen el look. Lo tengo comprobado. Yo, que suelo vestir de riguroso negro (es mi color preferido, tengo un alma oscura) alegro un poquito el outfit con mis pendientes preferidos del mundo mundial: unos cactus enormes de Mango que, por cierto, he buscado para ilustrar este punto pero están agotados. Mi nuevo objetivo, estas flores blancas y ENORMES, también de Mango.

[vcex_button url=”https://shop.mango.com/es/mujer/bisuteria-pendientes/pendientes-flores-abalorios_13037628.html?c=01&n=1&s=accesorios.accesorio;48,448.bisuteria48,448;Pendientes” title=”Mango” style=”plain” align=”left” color=”grey” size=”small” target=”self” rel=”none”]Pendientes Mango[/vcex_button][/vcex_feature_box][vcex_divider_dots align=”center” count=”6″ margin_top=”50″ margin_bottom=”50″ color=”#e5e5e5″][vcex_feature_box style=”left-image-right-content” heading=”Una agenda: Charuca” heading_weight=”bold” img_size=”blog_entry” image=”2931″ heading_color=”#00ac9e” heading_size=”18″]

Pasé treinta y cinco minutos de reloj en la sección de agendas de la Fnac, escogiendo la que me acompañará este próximo 2018. La elección fue dura: todas me parecían muy cuquis. Sin embargo, este año quería algo más sobrio, con menos dibujos… la del año pasado, tan llena de dibujitos, cantaba demasiado en las reuniones en las que intentaba hacerme pasar por una persona seria. Esta es la elegida. Estoy deseando empezar con ella el año.

[vcex_button url=”https://charucashop.com/papeleria-planificacion/232-agenda-2018-negra-grande-semana-pagina.html” title=”Charuca” style=”plain” align=”left” color=”grey” size=”small” target=”self” rel=”none”]Agenda Charuca shop[/vcex_button][/vcex_feature_box][vcex_divider_dots align=”center” count=”6″ margin_top=”50″ margin_bottom=”50″ color=”#e5e5e5″][vcex_feature_box heading=”Un olor: Mademoiselle de Rochas” heading_weight=”bold” img_size=”blog_entry” image=”2932″ heading_color=”#00ac9e” heading_size=”18″]

Dulce pero sin llegar a ser empalagoso. Un olor que suele suscitar esa pregunta que gusta tanto…: “¿Qué perfume llevas?”. Perfecto para invierno.

[/vcex_feature_box][vcex_divider_dots align=”center” count=”6″ margin_top=”50″ margin_bottom=”50″ color=”#e5e5e5″][vcex_feature_box style=”left-image-right-content” heading=”Un libro: La voz a ti debida, Pedro Salinas” heading_weight=”bold” img_size=”blog_entry” image=”2933″ heading_color=”#00ac9e” heading_size=”18″]

No soy una entendida en casi nada, pero menos aún en poesía. Sin embargo, como con las expresiones plásticas, soy de esas personas que creen que lo importante es la emoción, no la comprensión del arte.

Este libro siempre me ha encandilado y estremecido. Una recomendación eterna que valdrá para diciembre, enero, febrero, marzo, abril…

[/vcex_feature_box][vcex_divider_dots align=”center” count=”6″ margin_top=”50″ margin_bottom=”50″ color=”#e5e5e5″][vcex_feature_box heading=”Una cuenta de Instagram: @sir.edwardtattoo” heading_weight=”bold” img_size=”blog_entry” image=”2934″ heading_color=”#00ac9e” heading_size=”18″]

Me encantan sus tatuajes. No diré más. Tú échale un vistazo…

[/vcex_feature_box][vcex_divider_dots align=”center” count=”6″ margin_top=”50″ margin_bottom=”50″ color=”#e5e5e5″][vcex_feature_box style=”left-image-right-content” heading=”Un look: todo al negro” heading_weight=”bold” img_size=”blog_entry” image=”2938″ heading_color=”#00ac9e” heading_size=”18″]

Pantalón de pinzas negro tobillero. Jersey de cuello alto negro. Zapatos negros de tacón (o unas zapatillas tipo Converse o Adidas Stan Smith blancas, para contrastar). Un abrigo oversize negro. Un bolso negro con cadena. Labios rojos. Uñas a conjunto. Un eyeliner marcado y… VOILÁ.

[/vcex_feature_box][vcex_divider_dots align=”center” count=”6″ margin_top=”50″ margin_bottom=”50″ color=”#e5e5e5″][vcex_feature_box heading=”Una bebida: vino Domaine Vacheron Sancerre 2014″ heading_weight=”bold” img_size=”blog_entry” image=”2935″ heading_color=”#00ac9e” heading_size=”18″]

Un tinto suave. Un buen regalo para una cena en la que haya muchas cosas que celebrar. O simplemente ganas de hacerlo.

[/vcex_feature_box]

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email